La Guardia Civil deja en libertad y acusa de sedición al empresario de Bigues i Riells detenido por imprimir las papeletas del 1-O

septiembre 21 13:25 2017 Print This Article

Parte del material electoral incautado

La Guardia Civil ha dejado en libertad con cargos al empresario Pau Furriol, propietario de la nave del polígono Can Barri de Bigues i Riells donde los agentes incautaron casi diez millones de papeletas para votar en el referéndum independentista del 1 de octubre.

Al parecer Furriol que es abogado y militante de ERC ha quedado en libertad pasadas las 14 horas de este jueves, después de haber sido detenido el miércoles en la operación policial contra la preparación del referéndum y haber sido trasladado al cuartel del Instituto Armado en la Travessera de Gràcia de Barcelona.

La Guardia Civil le atribuye al propietario de la nave el supuesto delito de “sedición”, además de desobediencia y prevaricación, al igual que a varios cargos públicos arrestados. La sedición es un delito grave que en caso de una condena contempla penas de cárcel.

La Guardia Civil requisó en la nave del empresario casi diez millones de papeletas para votar en el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional, además de otra documentación relativa al 1-O como actas de constitución de mesas, de recuentos y de incidencias, entre otros.

El abogado de Furriol había pedido un ‘habeas corpus’ –una comparecencia ante un juez para valorar si una detención es irregular– pero fue rechazado con el argumento de que no se han vulnerado sus derechos.

  Article "tagged" as:
  Categories: