Las cinco “P” de Puigdemont

Julio 09 09:57 2017 Print This Article

No quiero hacer sangre, me frena la ironía. Escribo con una sonrisa amarga. El 4 de julio en el Teatro Nacional de Catalunya el pastelero mayor de esta política surrealista del Govern se superó a si mismo en ese gran teatro. ¡Lástima que Ramón María del Valle Inclán nació cien años antes de tiempo! De vivir podría representar en el TNC una obra genial del esperpento.

No doy crédito a la solemne declaración de política ficción del día de la Independencia tanto por parte de Puigdemont como de Junqueras tanta mentira no cabe en ninguna cazuela de rancho.

Tengo mis dudas sobre la capacidad intelectual del hijo del pastelero de Amer, pero ninguna de quien aspira a sucederle, Oriol Junqueras, por lo que creo que dijeron lo que dijeron porque el guión está escrito por la banda de la CUP. Los que quieren convertir la catedral gótica de BCN en un centro cívico para cualquier ocurrencia de los Antisistema que se superan a si mismo tras la petición de desmontar el monumento de Colon como símbolo del imperialismo español. Un alucine. Es como estar montado en un Dragón Khan permanente que cada día que pasa da más brincos.

Lo peor no son los dementes de la CUP sino que Junts per Sí le siguen las gracias como si fueran marionetas porque si se cruzan en el Parlament la Santa Alianza del PECAT (con D de algo huele ha podrido en Dinamarca) y ERC se quedan atascados en el pudridero.

Como nadie tiene una bola de cristal para saber que es lo que pasará no se puede contar salvo que los separatas no verán cumplido su sueño y que el Día del Caudillo (1-O) no habrá Referéndum de secesión. Los jueces ordenarán a los Mossos d’Esquadra para que actúen como policía judicial. El presidente del gobierno no se lo pedirá al Ministerio del Interior para que mande a una Guardia civil con ganas de cumplir la orden.

El gobierno no aplicará el 155 por mucho que lo haya pedido Felipe González y José María Aznar, porque Mariano Rajoy es consciente que es lo que pretende la CUP, tensionar aún más el Estado de Derecho. A los Antisistema les va la algarada callejera pero no veo a los antiguos convergentes, a la burguesía nacionalista, ni a Esquerra, en ese plan radical. No los veo.

La explicación de porque la gente de orden de JpSí se ha puesto en esta espiral con la única salida es la de la inhabilitación política para quien estampe su firma,, y si lo hace el Govern entero, entero saldrá inhabilitado por que han entrado en un estrafalario envite en el que todos han tenido el sueño adolescente de la independencia y en esta dinámica, de para chulo, nadie quiere dar un paso atrás porque sabe que el universo indepe le quitará la poltrona.

El papel de la CUP será acabar con el envites.

Al principio decía que tengo dudas sobre la capacidad intelectual de Puigdemont. No digo que sea bobo, sino que como es el eterno adolescente está obnubilado por su sueño indepe. Lo suyo es un encoñamiento con el que perdido de vista el mundo ebrio de sus sueños. Puigdemont es una víctima de si mismo. Víctima cinco ‘P’: Tiene el síndrome de Peter Pan (el niño que no quiere ser mayor), el Principio de Peter (todo cargo llega al límite de su incompetencia). Lo lleva en su apellido

Roberto Giménez

Pd: No le quiero ningún mal, sólo quiero perderle de vista.

  Article "tagged" as:
  Categories: