Análisis pacto PSC-ERC La Roca del Valles

Diciembre 17 08:41 2016 Print This Article

César Alcalá

Como cualquier análisis éste no será perfecto, ni satisfará a algunos, otros estarán en contra y algunos pensaran que posiblemente uno pueda tener razón. Análisis o exposición de unos hechos son los que se describirán a continuación. Si se cumplen o no el tiempo lo dirá. Si gustan más o menos lo sabremos en breve. El hecho es que uno considera que debe expresar lo qué piensa y cómo ve el futuro inmediato de nuestro municipio.

El título no está equivocado. No es que ERC haya pactado con el PSC, sino todo lo contrario. Es más, a corto o largo plazo, ERC ha entregado la alcaldía al PCS por una cierta imposibilidad para gobernar. Si bien es cierto que en un primer momento se consideró que podrían gobernar hasta mayo de 2019, el tiempo ha dado la razón a aquellos que pensaban todo lo contrario. Es cierto que hubieran podido hacerlo como, años atrás Ribalta en Les Franqueses del Valles. Pero, claro, el equipo de Ribalta no es el que hay en La Roca del Valles.

Teniendo en cuenta los problemas que a corto y medio plazo se producirán en La Roca del Valles, debe considerarse que el alcalde ha entregado el gobierno al PSC para salvar los trastos. Dicho de otra manera, que no sea tan desastroso el paso de ERC por la alcaldía. Y es que hay una serie de conflictos o patatas calientes que pueden quemar a más de uno y deben ser prudentes en el momento de afrontarlos.

Han entregado el gobierno porque el PSC asumirá, entre otras regidorías, Urbanismo y Hacienda. Éstas son los pilares fundamentales de un municipio. El 70% del día a día y de cualquier hoja de ruta municipal pasa por ahí. Sí que es cierta una cosa. ERC intentará ligar muy bien lo que se haga. Lo hará en el convenio firmado. Pero, como alguien me comentó una vez, el papel lo aguanta todo.

Y es que hasta el momento habían conocido el nivel de trabajo de CiU. Cada uno tiene sus formas y maneras. Por tiempo desconocen la manera de trabajar de varios miembros del PSC. Y, porque no se debe negar la realidad, uno tiene que decir que en nada se parece a CiU. En poco tiempo van a eclipsar el trabajo de ERC. Así de claro, No ya sólo por las regidorías, sino por conocimiento del cómo funciona la administración, por experiencia, por capacidad y por trabajo.

Uno de los aspectos más curiosos es la cesión de la alcaldía y el pacto. Recordemos que durante la legislatura 2007-2011 ERC rompió relaciones con PSC. También hay que recordar que varios de los actuales regidores en gobierno del PSC firmaron una denuncia al Tribunal de Cuentas argumentando irregularidades contables. La denuncia quedó archivada porque en ningún momento el gobierno de CiU-ERC las había cometido. Las relaciones entre ambas formaciones nunca han sido buenas. Sin embargo han pactado. Por eso se dice, no sin razón, que la política hace extraños compañeros de cama.

Y es que cuando algunos empiecen a tomar posesión de sus cargos pueden ocurrir ciertas fricciones. Alguno o algunos quedará o quedaran descolocado y dejará o dejaran de mandar como hasta el momento presente. Esto puede ser peligroso ya que quizás no se quiera perder el protagonismo obtenido a lo largo de este tiempo. Alguno o algunos no le dejaran ser tan protagonista. Habrá fricciones con su partido. Y su propósito tal vez no se cumpla. Esto es delicado y complejo. A parte de lo dicho antes de que quedaran eclipsados están las luchas internas.

Cabe suponer que algunos ya saben o temen que no se repetirán los resultados de las anteriores elecciones municipales. Dicho de otra manera, tal y como se están desarrollando los acontecimientos –y los que vendrán- es poco probable que ERC repita como formación más votada. Si no se equivocan y consiguen llevar adelante los proyectos marcados como hoja de ruta, posiblemente el desgaste no influya demasiado al PSC. Tienen que ir las cosas muy bien para que no se produzca este desgaste.

En resumen, dejando aparte que una persona finalmente conseguirá su meta –ser alcalde- aunque ponemos en cuarentena que lo acabe siendo, el hecho fundamental es que el actual alcalde ha tomado una decisión de responsabilidad -hacia él y los suyos- entregando el gobierno a PSC. Salva una legislatura que, de lo contrario, podría convertirse en desastrosa, y ahora pasará sin pena ni gloria, pero con honra. El PSC consigue su objetivo de volver a gobernar después de más de nueve años. Vuelven al gobierno en unas condiciones complicadas, pero en gobierno. Eso es lo importante. Terminaran la legislatura con la alcaldía y esto o les da rédito electoral o los hunde en la miseria.

El pacto no es un acto de responsabilidad hacia el municipio, sino un auto de fe. Unos por salvar unas siglas y los otros por recuperar un poder perdido. Mientras tanto estallaran problemas que dificultaran la convivencia política y comportaran demasiado entendimiento. Ahí entrará en juego la confianza mutua de ambos grupos. Y esta nunca ha existido. Por lo cual el desgaste minará la relación y puede ocurrir lo mismo que con CiU. Esto es, que ERC pierda la confianza del PSC y decidan romper el acuerdo.

Por lo tanto estamos delante de un periodo entretenido. Los mejores deseos de cara al futuro para ambas formaciones y esperar que la entrega de poder haya sido para bien. Por el bien del municipio esperamos que así sea. Vienen tiempos difíciles y se necesita estabilidad. Que exista o no con este pacto sólo el tiempo nos lo dirá.

César Alcalá

Regidor del PP de la Roca

  Article "tagged" as:
  Categories: