Desarticulada una banda de falsos policías que asaltaba coches en el Vallès Oriental

Diciembre 07 08:00 2016 Print This Article
Uno de los falsos policías deteniendo un coche en la autopista

Uno de los falsos policías deteniendo un coche en la autopista

Los Mossos han desarticulado un grupo criminal de origen iraní-pakistaní que se dedicaba a cometer robos en varias localidades de Cataluña, especialmente en el Vallès Oriental. El operativo de captura de esta banda se ha centralizado por este motivo desde el juzgado de Mollet. Todos los detenidos adultos han ingresado en prisión por orden del Juzgado de Instrucción número 4 de Mollet del Vallés. Un menor, que también formaba parte de la banda, pasó a disposición de Fiscalía que decretó el internamiento en un centro de menores.

Los hechos se remontan al mes de agosto cuando los Mossos detectaron un aumento de robos a turistas por parte personas que previamente se habían acreditado como policías y, que con la excusa de identificarlos o de la necesidad de registrar, les habían sustraído dinero, joyas u objetos de valor.

Uno de los asaltantes mostrando una placa falsa de la policía

Uno de los asaltantes mostrando una placa falsa de la policía

Las pesquisas policiales permitieron establecer que gran parte de los robos eran cometidos por un mismo grupo, el cual siempre seguía un mismo método. Dos o tres supuestos policías detenían a las víctimas simulando controles policiales o identificaciones en la calle. Durante la identificación o los registros aprovechaban descuidos para realizar los robos, una vez habían conseguido el objetivo marchaban rápidamente del lugar de los hechos en un turismo.

Los hechos delictivos los cometían principalmente en vías rápidas del Vallés Oriental, por donde circulan habitualmente un gran número de automóviles extranjeros, los cuales eran elegidos como potenciales objetivos. Siempre evitaban las horas de máxima concentración de vehículos para tener garantizada una rápida huida en coche una vez materializado el robo.

En aquellos períodos que el grupo preveía una menor afluencia de turistas en las carreteras, buscaban las víctimas en zonas próximas a hoteles de la ciudad de Barcelona o del aeropuerto del Prat.

La organización disponía de una estructura bien definida en la que los líderes repartían los diferentes efectivos en pequeños grupos para operar. Las ganancias que conseguían los diferentes robos eran repartidos de acuerdo con las condiciones establecidas anteriormente por los jefes y los hombres fuertes de la organización. Sus miembros son itinerantes en todo el territorio español, ya que se ha detectado su presencia también en las comunidades de Madrid y del Valencia. Incluso, ellos mismos se reconocen como una organización criminal y se autodenominan alivara o aliwara.

Para dificultar las labores policiales utilizan varias identidades o las usan de falsas en las operaciones de compra-venta de nueva infraestructura y aparatos logísticos como vehículos y viviendas.

A los integrantes del grupo, principalmente de origen iraní y paquistaní, se les atribuye la participación en un total de 40 robos en diferentes puntos de Cataluña.

El día 1 de diciembre se realizó la entrada y registro en cinco domicilios de Badalona. El operativo permitió detener seis miembros de la organización, entre los que estaban los principales jefes del grupo, y se intervinieron cinco de los vehículos que utilizaban. También se recuperaron 5.000 euros en metálico, billetes y divisas de varios países, joyas, relojes de lujo y gran cantidad de aparatos electrónicos.

El mismo día en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía también se detuvieron dos miembros más en Valencia

A los detenidos, seis hombres, una mujer y un menor, de nacionalidad iraní y paquistaní, también se les considera autores de los delitos de falsificación documental, usurpación de función pública y pertenencia a organización criminal.

  Article "tagged" as:
  Categories: