Granollers y Sorea firman un acuerdo para que no se corte el agua a personas pobres

diciembre 16 16:26 2015 Print This Article
El protocolo pretende que los grupos más vulnerables no se queden sin agua

El protocolo pretende que los grupos más vulnerables no se queden sin agua

La compañía de suministro de agua potable Sorea y el Ayuntamiento de Granollers han llegado a un acuerdo según el cual ninguna persona en situación de vulnerabilidad económica se quedará sin agua corriente. Se trata de personas en situación de riesgo de perder la vivienda o con ingresos que no superan el Indicador de Renta de Suficiencia de Cataluña o donde viva una persona que para sobrevivir necesita máquinas asistidas.

En el protocolo que han establecido la compañía y la administración local se regulan las actuaciones que tienen que llevar a cabo para evitar cortes en el suministro. “Ante la imposibilidad de hacer frente al pago de los recibos, Sorea negociará aplazamientos del pago de recibos o fraccionamientos de las facturas, sin aplicar intereses”, explican desde el Ayuntamiento de Granollers.  “Si el usuario aporta un informe de los servicios sociales municipales donde se acredite que se encuentra en una situación de vulnerabilidad económica o de riesgo de perder la vivienda se suspenderán las acciones de corte de agua que pudieran estar previstas y se identificará aquel usuario para que no se le suspenda el suministro. Esta identificación se mantendrá mientras perdure la situación de vulnerabilidad económica, que será revisada periódicamente por los servicios sociales”, explican.


En el caso de viviendas ocupadas, propiedad de un gran tenedor, básicamente entidades financieras, y cuando se acredite vulnerabilidad económica de los usuarios, el Ayuntamiento y Sorea facilitarán la conexión. Se comunicará al juzgado correspondiente ya la propiedad que la conexión a la red es provisional y por una necesidad social acreditada.

El protocolo suscrito entre Sorea y el Ayuntamiento tiene una vigencia de un año, prorrogado automáticamente por anualidades.

“La crisis económica ha empeorado las condiciones de muchas personas que viven en el umbral de la pobreza y ha hecho que, para mucha gente, los servicios de electricidad, gas o agua se hayan convertido en un gasto difícil o imposible de afrontar”, señalan desde el consistorio para justificar este acuerdo.

  Article "tagged" as:
  Categories: