La justicia ordena que un joven autista siga en un instituto de l’Ametlla y no sea trasladado al Montserrat Montero

diciembre 08 09:33 2015 Print This Article
El joven estudia en el Institut Eugeni Xammar de l'Ametlla

El joven estudia en el Institut Eugeni Xammar de l’Ametlla

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ordenado a la Generalitat que escolarice a un menor de l’Ametlla del Vallès con autismo a un centro del sistema educativo ordinario. El Departament d`Ensenyament quería que Gerard F.M., que actualmente cursa 2º de ESO en el IES Eugeni Xammar de L’Ametlla del Vallés, fuera escolarizado en el centro de educación especial Montserrat Montero de Granollers. Los padres se opusieron y recurrieron a la justicia. El TSJC ha acabado desestimando el recurso presentado por la Generalitat contra la sentencia de septiembre de 2014 a favor de la educación inclusiva del menor.

Los Servicios Territoriales de Ensenyament Maresme-Vallès Oriental acordaron en junio de 2014 que Gerard tenía que ir al centro de educación especial Montserrat Montero. Los padres, sin embargo, presentaron un recurso a esta decisión. El Juzgado Contencioso Administrativo número 17 de Barcelona lo aceptó y en una sentencia dictaminó el derecho del menor a una “educación inclusiva en el sistema educativo ordinario”. El Departament d`Ensenyament presentó un recurso contra esta sentencia, pero el TSJC lo ha desestimado. El alto tribunal considera que el menor puede estudiar en un instituto convencional y apela a artículos como el 74 de la LOU 2/2006, que señala que “la escolarización de los alumnos que presentan necesidades educativas especiales se regirá por los principios de normalización e inclusión (…) pudiendo introducir medidas de flexibilización en las diferentes etapas educativas”. Fiscalía, por el contrario apoyaba la postura de Ensenyament y solicitó que se estiminara su recurso por entender que “el menor tiene dificultades de escolarización y necesita de apoyo sin que sea posible que disponga en un centro ordinario si no se adoptan medidas desproporcionadas o no razonables como adaptar las necesidades de sus compañeros a las del menor recurrente”.


El TSJC, sin embargo, considera que los informes “en modo establecen que los ajustes a realizar para llevar a cabo la inclusión en un centro ordinario sean desproporcionados o no razonables, sino que centra sus consideraciones en las necesidades del menor, cuando es evidente que respecto éstas, tanto la LOE como la jurisprudencia constitucional citada parten de una educación inclusiva en un centro ordinario … “.

Los padres de Gerard han manifestado a través de la página web Fundación Gerard su alegría por lo que esto significa para su hijo y “por el precedente que crea para todas aquellas familias que quieren también defender el derecho a la educación inclusiva de sus hijos “. Gerard estudia actualmente 2º de ESO en el IES Eugeni Xammar de L’Ametlla del Vallès y cuenta con el apoyo individualizado de la maestra de educación especial.

  Article "tagged" as:
  Categories: