Malos augurios para CiU

mayo 27 10:45 2015 Print This Article

antonioDos días después de las elecciones municipales sin duda hay dirigentes locales de CiU a los cuales, si les pinchas, seguro que no les sale sangre. Las elecciones locales han supuesto para muchos de ellos un batacazo inesperado y, a veces, cuesta reaccionar ante los acontecimientos no previstos. Algunos, los que han empezado a salir de la catatonia postelectoral, tras las obligadas felicitaciones, han señalado que analizarán con calma los resultados y actuarán en consecuencia. Más les vale. El tropezón del 24M no pronostica nada bueno para CiU en el Vallès Oriental de cara a las elecciones que se anuncian para el 27 de septiembre.

Convergència i Unió de la comarca sigue siendo la fuerza que más regidores obtuvo el domingo, un total de 128, pese a perder 42 en relación al año 2011. Ha sido desplazada, sin embargo, a la tercera posición en cuanto a número de votos. Le ganan el PSC y le supera también ERC. Lograron el domingo 30.165 votos frente a los 35.332 de hace cuatro años. Y eso con un importante aumento de la participación general.

Lo más destacable de las elecciones del 24 de mayo, sin embargo, no son la pérdida de esos 5000 votos sino el impacto que el ascenso paralelo de ERC ha provocado sobre el poder local de CiU. Los alcaldes de CiU han visto como los republicanos les han superado en votos en significativas poblaciones como Cardedeu, Bigues i Riells o La Roca del Vallès. En otras, como Santa Eulàlia han sido superados por independientes. Los convergentes han presenciado como sus grupos municipales han menguado de forma significativa en Granollers, Mollet, Parets, Montornès, La Llagosta…En varios casos, para quedar con un único concejal. En un caso extremo, incluso, en Montmeló, quedando fuera del consistorio.

Sin duda los líderes convergentes tendrán que empezar a valorar que en los resultados han pesado fenómenos como las acusaciones de corrupción y el rechazo a los recortes practicados por la Generalitat en los derechos sociales.

También tendrán que considerar que esos aspectos negativos, que han sepultado en la nada los esfuerzos realizados por muchos buenos candidatos locales, que han convertido en agua de borrajas programas bien pensados, no han podido ser contrarestados con la apelación al voto patriótico, a convertir las municipales en una especie de primera fase de las “plebiscitarias”.

Al contrario: parece que la apelación al voto patriótico, a quemar etapas hacia la independencia, ha sido claramente contraproducente para los intereses de los dirigentes locales de CiU. Ahora queda claro que el aumento de la participación provocado por los discursos de tinte soberanista, no sólo no ha beneficiado a la federación sino que la ha perjudicado. Los números cantan y nos dicen que los fueron a votar alentados por el discurso independentista, lo hicieron básicamente en favor de ERC y las CUP.

Y puede que algunos votantes moderados, poco amigos de aventuras, se quedaran el domingo en casa.

Si yo fuera un alcalde, o un regidor de CiU estaría profundamente cabreado con los dirigentes de mi partido y sus decisiones. Y empezaría a pedir responsabilidades…Y cambios de rumbo antes que los malos augurios se conviertan en realidad.

Antonio de las Heras

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.