Un nuevo incendio en una chimenea quema parcialmente una casa de l’Ametlla

enero 23 14:35 2015 Print This Article

sucesosSiguen los incendios en viviendas iniciados en una chimenea. Esta mañana, un fuego que tenía su origen en un hogar ha calcinado el comedor y parte del tejado de una casa de la Ametlla del Vallès. El humo ha impregnado todo el resto de la vivienda. Según han informado los Bomberos de la Generalitat, el fuego se inició sobre las nueve y media de la mañana en una vivienda situada en el número 21 del Camí del Verder. Hasta el lugar se han desplazado cinco dotaciones de los bomberos. No se han producido heridos.

Dado el elevado número de servicios que originan estos meses las chimeneas, desde los Bomberos de la Generalitat se recuerda que, con el fin de reducir el riesgo que hay que tener en cuenta los siguientes consejos de seguridad:

La limpieza: tenemos que poder comprobar, limpiar, fregar los conductos y recuperar el hollín, que podría terminar quemando o dañando los conductos, siguiendo las instrucciones del fabricante. Al menos, hay que hacerlo una vez por temporada en caso de uso habitual de la chimenea. Se necesitan herramientas y cepillos adecuados y no se deben utilizar productos químicos de limpieza que no sean recomendados por el fabricante.

La chimenea, que no pierda humo. La chimenea no debe tener ningún agujero. El humo es tóxico y, además, por el agujero se puede acabar prendiendo fuego sobre materiales combustibles que haya cerca del conducto.

El hogar sin encender durante mucho tiempo. Si hace varias temporadas que no hemos encendido la chimenea, la tendremos que hacer revisar por personal especializado y determinar que no hay obstrucciones ni escape de humo en el conducto.

La protección contra incendios. Si queremos aumentar nuestra seguridad, podemos instalar un detector de incendios y de monóxido de carbono, y disponer de un extintor portátil para el caso de incendio. Hay que saber cómo hacer uso del extintor, en este caso.

Lo que no se debe quemar: líquidos inflamables para encender o avivar el fuego; leña o madera húmeda o verde (lo ideal es que el árbol se haya cortado la temporada anterior) o resinosa porque puede producir depósitos de hollín y alquitrán en la chimenea; madera tratada, porque puede desprender productos tóxicos; otros tipos de combustible no determinados por el fabricante.

Un fuego vivo sin demasiada leña. El fuego debe ser vivo, pero sin demasiada leña, para que tenga un buen tiraje. Así evitaremos la producción de productos tóxicos y la acumulación en la chimenea de hollín y alquitrán, que pueden acabar incendiándose.

Lo que no se debe acercar al fuego. No debemos acercar a la chimenea la ropa para que se seque, ni juguetes, ni muebles ni almohadas … tenemos que mantener la reserva de leña en el lugar adecuado, donde no pueda encenderse (debemos seguir las indicaciones del fabricante de la chimenea).

Las chimeneas abiertas. Hay que evitar dejar encendida la chimenea cuando nos vamos a dormir o salimos de casa. Si se mantiene encendida, debemos colocar una pantalla matachispa. No debemos dejar solos niños con la chimenea encendida.

La ventilación. Es muy importante que la habitación o estancia donde está la chimenea tenga la ventilación adecuada. Evitaremos problemas de tiraje de la chimenea, la concentración de gases tóxicos, sobre todo el monóxido de carbono, y el mal olor.

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.