La Guardia Civil detiene a un empresario de Sant Feliu, parte de una trama que desvió seis millones de euros

diciembre 15 14:19 2014 Print This Article

http://www.elpunt.cat

La Guardia Civil ha detenido a los tres directivos de una promotora inmobiliaria acusados de desviar seis millones de euros y de defraudar otros tres millones usando facturas falsas para aminorar la cuota del impuesto de sociedades. Uno de estos directivos,  el que ejercía de director general, es el empresario y vecino de Sant Feliu de Codines, Carlos Fernández Gómez

Según ha informado la Guardia Civil, en la operación, denominada ‘Capsa’, también se ha imputado a otras 15 personas, a las que los miembros de la organización utilizaban como administradores de diversas empresas instrumentales.

Los detenidos son tres ciudadanos españoles de 55, 46 y 70 años, vecinos de las localidades barcelonesas de Sant Feliu de Codines, Esplugues de Llobregat y Terrassa, respectivamente, que dirigían una empresa inmobiliaria de la que habrían desviar seis millones de euros a su favor.

La Guardia Civil ha imputado a los tres la presunta comisión de los delitos de apropiación indebida, falsedad documental, administración desleal y contra la hacienda pública, delitos que está investigando el juzgado de instrucción número 18 de Barcelona.

Según los investigadores, la sociedad promotora inmobiliaria era la encargada de localizar los terrenos que comprar y desarrollar después las promociones inmobiliarias, que nunca se llevaron a cabo.

Durante los años 2004 al 2007 esta empresa, investigada por el Grupo de Delitos Económicos y Tecnológicos de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Cataluña, habría constituido diferentes sociedades participadas al 50 % con varias cajas de ahorros, de tal manera que éstas eran las que aportaban la financiación para la adquisición de solares y terrenos en toda Cataluña.

Además, según la Guardia Civil, la contabilidad de estas sociedades participadas fue cedida por las cajas de ahorros a la promotora, lo que propició que ésta, presuntamente, expidiera facturas falsas por servicios no prestados, facturas ‘infladas’ y refacturaciones.

Estas irregularidades eran justificadas por los tres directivos como si fueran servicios supuestamente prestados por terceros, cuando en realidad se trataba de sociedades instrumentales creadas con ese fin y en las que se había colocado como administradores a personas de su confianza.

Por otra parte, también utilizaron, según los investigadores, facturas falsas para aminorar la cuota correspondiente al impuesto de sociedades, con lo que la promotora, presumiblemente, ha podido defraudar una cantidad superior a los 3 millones de euros.

El pasado día 3 de diciembre, la Guardia Civil llevó a cabo cuatro registros en Terrassa, Esplugues de Llobregat y dos en Sant Feliu de Codines, en los domicilios de los que fueron presidente, director general y subdirector general de la mercantil investigada.

En los domicilios encontraron abundante documentación y ordenadores, cuyo contenido están analizando, dinero en efectivo, relojes, bolígrafos y plumas de primeras marcas, joyas y unos 40 cuadros, algunos de pintores reconocidos, aunque están a la espera de su catalogación.

Pie: La Guardia Civil registrando uno de los domicilios

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.