Els Vivers Bell-lloc de Cardedeu ayudarán a preservar los árboles supervivientes de Hiroshima

noviembre 27 14:52 2014 Print This Article
El ejemplar de Gingko Biloba del parque por la paz de Hiroshima

El ejemplar de Ginkgo Biloba del parque por la paz de Hiroshima

Els Vivers de Bell-lloc de Cardedeu  ayudarán a preservar y hacer llegar a las futuras generaciones  los retoños  de los árboles supervivientes del bombardeo atómico de Hiroshima, en Japón. La finca La Pineda recibirá semillas y retoños de los árboles que sobrevivieron a la explosión, y que hoy se encuentran en el denominado Parque por la paz, para hacerlos crecer y que luego puedan replantarse en aquellas poblaciones catalanas que los soliciten.

Para hacer posible este proyecto, el próximo lunes 1 de diciembre a las 10 de la mañana Carlos Sopeña, gerente de la Fundación Vivers Bell-lloc, firmara con el alcalde de Granollers y vicepresidente de la Red Internacional Alcaldes por la Paz, Josep Mayoral, un convenio para llevarlo a cabo.

La razón de este convenio es que  Granollers se comprometió, en el marco de su participación en la Red Internacional de Alcaldes por la Paz, a recibir las semillas procedentes de Hiroshima y hacerlas crecer para poder proveer de retoños  los espacios de la misma ciudad y también hacerlos llegar a otras ciudades cercanas que lo deseen. Como el Ayuntamiento de Granollers no dispone de instalaciones adecuadas para la plantación de semillas y el cuidado de los retoños hasta que estén en condiciones de ser trasplantados, se propuso al Viver de Bell-lloc la participación en el proyecto..

Las semillas, provistas por el Secretariado Internacional de Alcaldes por la Paz en Hiroshima son de Ginkgo biloba, una especie que se adapta a nuestro clima y que es muy resistente. La prueba de ello es que  tan sólo un año después del bombardeo de Hiroshima, el Ginkgo biloba ya brotaba nuevamente, a pesar de la radiación y las temperaturas extremas. Es por este motivo que se le conoce, en China y Japón, como el portador de esperanza. En 2010 se plantó un ejemplar en el jardín de Can Jonch. Centro de Cultura para la Paz.

write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.