La variante de Sant Feliu costará 24 millones de euros

junio 02 04:59 2013 Print This Article

Mapa

Sant Feliu de Codines, 2 de junio de 2013

El pasado mes de marzo  el Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya presentó a los vecinos de Sant Feliu de Codines sus tres propuestas para construir la variante de la C-59. El  estudio informativo ofrecía tres posibilidades de trazado sobre las que se debía escoger y con presupuestos de obra que oscilaban entre los 24 y los 29 millones de euros en función de la opción. Ahora, la Generalitat ya se ha definido y ha optado por la opción más económica para las arcas públicas.

La semana pasada el Diario Oficial de la Generalitat publicó el anuncio de información pública de los estudios de la variante de Sant Feliu de Codines. Dicha variante que discurre por el oeste del núcleo urbano, tiene una longitud de 4 kilómetros y supone una inversión de unos 24 millones de euros. El anuncio del DOGC  inicia el proceso de información pública de los estudios informativo y de impacto ambiental correspondientes a esta actuación para que administraciones, entidades y particulares, presenten las propuestas que consideren oportunas.

Entre las alternativas de trazado que analizaban los estudios, la opción considerada más adecuada finalmente corresponde a una variante de 4,1 kilómetros, que transcurre por el oeste del núcleo urbano y cuenta con tres accesos. La construcción de esta nueva carretera conlleva una inversión estimada en unos 24 millones de euros.

El trazado se inicia al sur del núcleo de Sant Feliu de Codines, poco antes de las primeras edificaciones del barrio de la Quica. En este punto inicial se prevé la construcción de una rotonda para facilitar los movimientos entre la actual travesía y la variante. Posteriormente el trazado se desvía hacia el oeste y cruza el torrente de Can Bosc, mediante un viaducto de 515 metros de longitud y una anchura de 11 metros, la estructura más importante de la nueva variante. A partir de este viaducto, el trazado pasa a discurrir hacia el norte, en un tramo con una fuerte pendiente del 7%, que supone la construcción de un tercer carril de adelantamiento de vehículos lentos.

Aproximadamente a unos 2 kilómetros del origen se situará una segunda rotonda que conectará la variante con la carretera BP-1241 (de Sant Feliu de Codines a Gallifa). A partir de este punto, el trazado sigue el camino que discurre por la carena de la Serra y, posteriormente, se sitúa entre la serra de Moles y un torrente.

Finalmente, la variante se sube al Pla de la Botera, donde se prevé el tercer acceso de la variante y punto final del trazado. Esta rotonda, además de dar continuidad a la C-59, permite la conexión con el Golf de Can Bosch y la C-1413b (carretera de Sant Feliu de Codines a Centelles). En este tramo, también hay pendientes elevadas por lo que también se prevé un tercer carril.

La carretera tendrá 10 metros de anchura y estará formada por dos carriles de 3,5 metros y dos arcenes de 1, 5 metros. A lo largo de la variante se han previsto en total cerca de 3 kilómetros de tercer carril para el adelantamiento de vehículos lentos, también de 3,5 metros de anchura.

Concluida la fase de información pública se llevará a cabo la tramitación ambiental correspondiente y, una vez aprobados definitivamente los estudios, se redactará el proyecto constructivo que concretará el trazado y características finales de la variante.

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.