Los trabajadores de Derbi ganan tiempo

Julio 07 08:58 2012 Print This Article

Foto: Josep Garcia

ORIOL SERRA

Más de un mes después del inicio de la ya desconvocada huelga indefinida y cuando el factor tiempo tenía a los 150 trabajadores de Derbi cada vez más contra las cuerdas, éstos han visto por fin algo de luz al final del túnel. O, como mínimo, han conseguido tiempo, que ya es mucho. La multinacional Grupo Piaggio y el comité de empresa de la planta de Martorelles alcanzaban la semana pasada un acuerdo que retrasa hasta finales de año el abandono de las instalaciones por parte de la matriz italiana, prevista inicialmente para el próximo 31 de julio. De esta manera, se mantendrá hasta entonces la producción de motocicletas en la histórica factoría de Martorelles, y se gana tiempo para buscar una alternativa al cierre después de la marcha de Piaggio.

Una alternativa que ya casi con toda seguridad podría pasar por la venta de las instalaciones al grupo automovilístico suizo Giba Holding, que podría hacer uso de ellos para fabricar un nuevo modelo de buggy, según confirmaron los representantes de Piaggio al comité de empresa en la sede del Departament de Treball de la Generalitat, en Barcelona, donde se selló dicho acuerdo. Unas intenciones confirmadas a Europa Press por el propio director de Giba Holding España, Toni Miró, quien se mostraba “convencido” de poder alcanzar un acuerdo con Piaggio, pese a reconocer que tenía alternativas “localizadas” ante la posibilidad de que las negociaciones no fructificasen.

Por otra parte, el acuerdo alcanzado el jueves de la semana pasada establece para los trabajadores de Derbi indemnizaciones de 45 días por año trabajado –con un máximo de 42 mensualidades- y un suplemento lineal que en ningún caso alcanzará los 5.000 euros, en el caso de que la planta acabase cerrando definitivamente. Unas condiciones que, como han reconocido fuentes sindicales, “blindan” a la plantilla contra la Reforma Laboral –que reduciría las indemnizaciones a 20 días por año trabajado- y les permitiría afrontar un cierre con las mismas condiciones pactadas el año pasado.

Y unas condiciones que se mantendrían para todos aquellos trabajadores que, en el caso de venderse la factoría a Giba Holding, decidiesen abandonar sus puestos de trabajo. Para quienes decidan permanecer, el número de días por año baja hasta los 40. El acuerdo contempla también la aplicación de un ERE temporal a repartir entre los meses que Piaggio permanezca en Martorelles –durante los cuales se ha fijado el objetivo de producir entre 3.500 y 4.000 motocicletas-. En este sentido, la multinacional se ha comprometido a complementar la prestación por desempleo hasta alcanzar el 80% de los respectivos salarios.

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.