Huelga indefinida en Derbi

mayo 25 11:07 2012 Print This Article

Foto: Xavier Solanas

ORIOL SERRA

Los trabajadores de Derbi han vuelto a la huelga. Desde el viernes de la semana pasada, la plantilla al completo se moviliza a diario en una protesta con carácter indefinido que el jueves al mediodía, en el momento de cerrar esta edición, no parecía ver su fin. Fuentes del comité de empresa denuncian que las últimas reuniones mantenidas con la matriz italiana de la firma, Grupo Piaggio, para encontrar una solución de futuro para la fábrica de motocicletas “no han llegado a ninguna parte”. Lo que para los representantes de la plantilla responde a la “falta de voluntad”, por parte de la multinacional, de salvar la histórica planta martorellense.

Por este motivo, la plantilla inició una protesta de cinco horas por turno, que han pasado a ser ocho desde este mismo jueves, lo que equivale a una interrupción total de la actividad productiva. Horas durante las cuales los trabajadores llevan a cabo diariamente concentraciones tanto en el interior como en el exterior de la planta para “desbloquear” las conversaciones con Piaggio. En una primera toma de contacto mantenida a principios de la semana pasada, la multinacional italiana se había referido a contactos mantenidos con diversas firmas que podrían haberse interesado por la compra de Derbi. Sin embargo, denuncian las mismas fuentes, “no nos han concretado nada y todo sigue igual que antes”.

En este sentido, se sabe que al menos tres firmas se habrían sentado con la dirección de Piaggio y representantes de la Generalitat para negociar las condiciones de cara a una hipotética compra de la planta vallesana, aunque los nombres no han trascendido. El rotativo económico Expansión incluso se refería esta semana al fabricante suizo de coches eléctricos Giba Holding como una de dichas firmas. No obstante, el comité de empresa niega tener conocimiento de estas negociaciones y mantiene que “a nosotros no nos han explicado nada”. Otra empresa con la que se había negociado meses atrás es Doga, fabricante de componentes para la automoción con sede en Abrera (Baix Llobregat).

Piaggio se comprometió a mediados del año pasado a mantener su actividad en Derbi hasta el próximo 31 de julio y a trazar un plan industrial que garantizara el futuro de la planta una vez vencida esta fecha. Meses después, la dirección de la firma italiana abortó todos los planes para vender la planta asegurando que la mantendría como centro de producción de componentes para sus motocicletas. Un plan del que también se desdijo el pasado mes de febrero al no llegar a un acuerdo económico con la Generalitat –la administración ya había financiado el 25% del proyecto de reconversión de la planta, el máximo que le permite la Unión Europea, y por lo tanto no podía aportar más fondos-. Desde entonces, los 140 trabajadores de Derbi ven acercarse el 31 de julio sin ninguna solución encima de la mesa que les garantice sus puestos de empleo.

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.