Can Maspons en guerra contra el alcalde Solé

Abril 05 15:36 2012 Print This Article

 

Parte de los vecinos de la urbanización de Can Maspons están en pie de guerra contra el alcalde de Caldes, Jordi Solé. Afirman en un comunicado, que el Ayuntamiento, desde el pasado mes de noviembre, “ya no nos contesta ninguna petición que le realizamos, sea cual sea ésta”. Los vecinos de Can Maspons consideran que existen varias cuestiones importantes para el barrio que están resueltas parcialmente y hoy están paradas –mantenimiento de la red de alcantarillado, franja perimetral contra incendios… – y otras “que no creemos llegar a poder ver hechas”– pese a que existe un compromiso municipal de asumirlas, como la adecuación de la zona verde de la calle Vinyes o la mejora de la señalización del barrio. Los vecinos de Can Maspons consideran que siempre había habido un buen entendimiento entre los vecinos y la administración local “hasta el pasado cambio de gobierno”.

El desencuentro del Ayuntamiento con estos vecinos  – algo más de un centenar – arranca a partir de la liquidación definitiva de las contribuciones especiales y la revisión de los porcentajes que tenían que pagar los vecinos en concepto de urbanización del barrio. Concretamente los vecinos presentaron alegaciones contra la aprobación del quinto pago de las cuotas, que implicaba la primera parte de la liquidación definitiva de las obras, y también contra el reparto de los costes entre el Ayuntamiento y los vecinos que establecía que el primero se hacía cargo del 10% y los vecinos del 90% restante. Los vecinos de Can Maspons, amparándose en la sentencia sobre las contribuciones especiales de la calle Major, que hizo pagar al Ayuntamiento el 45% del coste de las obras, pidieron una equiparación en derechos con éstos. Los vecinos reclaman ser “un barrio más de Caldes de Montbui”.

El Ayuntamiento de Caldes, empero, desestimó en el pleno municipal de finales de enero el recurso presentado por los 133 vecinos de Can Maspons en julio. Esto se hizo únicamente con los votos favorables de ERC y el voto contrario de CiU. El resto de grupos del consistorio se abstuvieron.

El Ayuntamiento, según explicó el alcalde en el pleno, alcanzó al inicio de las obras de Can Maspons en 2009 un acuerdo con los vecinos sobre las particularidades del proyecto. Estos vecinos, dijo, no presentaron ninguna alegación entonces, si bien sí que lo hicieron en octubre del año pasado, al final del proceso. También, según aprobaron en una asamblea, decidieron presentar un contencioso administrativo contra los acuerdos del pleno del 28 de julio por el mismo motivo que deberá ser resuelto por un juzgado de Barcelona.

 

  Article "tagged" as:
  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.